El nou telèfon contra l’assetjament escolar

El nou telèfon contra l’assetjament escolar: 900 018 018


El número es gratuito, no deja rastro en la factura y estará operativo las 24 horas del día a partir del 1 de noviembre.

Un nuevo teléfono contra el acoso escolar, el 900 018 018, entrará en servicio a partir del próximo 1 de noviembre. Será gratuito, no dejará rastro en la factura del teléfono (igual que el teléfono contra la violencia machista) y estará operativo las 24 horas al día, los 365 días del año. Lo ha presentado este jueves el secretario de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades, Marcial Marín, casi un año y medio después de que el anterior ministro de Educación, José Ignacio Wert, anunciara la creación de una comisión para detectar los casos de violencia escolar y prometiera mano dura contra el acoso en las aulas.

La línea telefónica estará atendida por psicólogos y especialistas con titulación y estará adaptada a las personas con discapacidad auditiva y del habla. El servicio cuenta, además, con todas las garantías para garantizar el anonimato de sus usuarios. De hecho, esta absoluta confidencialidad ha sido uno de los elementos que han hecho que la puesta en marcha haya sido tan compleja. El servicio cuenta con el apoyo de Google, que pondrá este número en un lugar visible en su buscador, y pone en contacto con las fuerzas de seguridad y, si hace falta, con la Fiscalía de Menores.

Todo ello ha retrasado la activación del servicio varios meses, después de que el Consejo de Ministros le diera ya luz verde el pasado enero.

La línea tiene el apoyo de Google, que la colocará en un lugar visible en su buscador, y conecta a la víctima con psicólogos, policías y fiscales

A la nueva línea ‘antibullying’pueden acudir los alumnos (ya sea porque han sido víctimas o porque han sido testigos de alguna agresión), pero también los padres de los más de ocho millones de estudianetes no universitarios que hay en España, los 865.000 profesores que trabajan en el sistema educativo, equipos directivos y personal de los centros docentes, y en general cualquier persona que tenga conocimiento de casos de malos tratos o acoso en el ámbito escolar, tanto dentro como fuera del centro docente. Y por supuesto, también los casos de ‘ciberbullying’.

LA POSIBILIDAD DE CONVERTIRSE EN UN 018

Para que sea fácil de memorizar, el teléfono hace referencia a la edad hasta la mayoría de edad (de 0 a 18 años), y cuando se registre un volumen “importante” de llamadas podrá reducirse a solo tres cifras (018) a semejanza del teléfono contra la violencia machista (016), ha asegurado el número dos del Ministerio de Educación.

El secretario de Estado ha explicado que, además de apoyo psicológico, quienes recurran al 900 018 018 podrán contactar, llegado el caso, con un equipo de trabajadores sociales, juristas y sociólogos que prestarán la atención que el menor necesite, incluida la consulta y derivación del caso a la policía, la inspección educativa, centros de salud, la fiscalía y otras autoridades e instituciones competentes, siempre de forma voluntaria, y asegurando en todo momento la confidencialidad de las personas que llamen si así lo desean.

La comisión creada en el 2015 para estudiar “qué elementos de mejora se pueden introducir en los protocolos para la prevención y detección de problemas de violencia en las aulas”, como explicó el entonces ministro Wert, fue la respuesta que dio el Gobierno al crimen ocurrido en abril del año pasado en el instituto Joan Fuster de Barcelona. Unos meses después del anuncio de Wert y ya con Íñigo Méndez de Vigo como titular de Educación se aprobó una Plan Estratégico de Convivencia Escolar para toda España. Este 900 018 1018 es la “medida estrella” del plan, ha añadido Marcial Marín.
http://www.elperiodico.com/es/noticias/sociedad/nuevo-telefono-contra-acoso-escolar-5576042

En la escuela falta una asignatura: Mi tiempo libre

Únete a esta petición para acabar con la práctica de los deberes cómo método de educación en los colegios.
¡Firma aquí! http://www.educacionsindeberes.org/

ES NECESARIO PASAR A LA ACCIÓN

La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA), impulsa y promueve esta campaña de sensibilización y movilización en contra de los deberes escolares, que se basa en tres objetivos:

  • Sensibilizar sobre que una educación integral y moderna para el siglo XXI no puede basarse en modelos educativos del siglo pasado.
  • Alertar sobre el impacto negativo que los deberes tienen en la vida diaria, en la salud y en los derechos de nuestros niños y niñas.
  • Movilizar en favor de una educación integral, moderna, comprometida, basada y centrada en los alumnos y alumnas, en su formación integral y en la defensa de sus derechos, limitando las tareas escolares al ámbito y horario escolar.

imagen-no-deberes

Desde la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA), creemos que:

LOS DEBERES SON UN MÉTODO DE APRENDIZAJE ERRÓNEO

Los deberes, lejos de fomentar el desarrollo integral de la persona, son la herencia dañina de un método pedagógico obsoleto que está basado en la memorización y en la repetición de los contenidos. Se pretende encubrir la ineficiencia de dicho modelo educativo con una sobreacumulación de tareas a realizar sin supervisión docente directa, cuyo fin es derivar la responsabilidad de dicha ineficiencia al alumnado y sus familias.

LOS DEBERES SOBRECARGAN AL ALUMNADO

La presión institucional que se provoca con estas tareas provoca una ampliación real de la jornada escolar del alumnado, que llega a límites inaceptables. En ocasiones, la jornada llega a superar las 60 horas semanales. Ello provoca que alumnos y alumnas vivan su proceso educativo como una película continua que les deja habitualmente sin posibilidad de descanso real y les desmotiva para implicarse en un proceso de aprendizaje que les ilusione.

LOS DEBERES SUPONEN UNA INTROMISIÓN E INJERENCIA EN LA VIDA FAMILIAR Y EL TIEMPO DE OCIO

Estas tareas, y las consecuencias que supone no realizarlas, hacen que el tiempo familiar se supedite a su realización, alterando e impactando en el modo de comunicación familiar, generando consigo tensiones e influyendo negativamente en el tiempo libre y de ocio familiar. El Tribunal Constitucional puso límites ya a la presión institucional de los deberes, estableciendo que “el tiempo situado fuera del horario escolar pertenece a los padres y es indisponible para la escuela”. Los deberes son, por tanto, una injerencia en la vida familiar que se produce por una errónea aplicación de una libertad de cátedra mal entendida.

LOS DEBERES GENERAN SITUACIONES DE DESIGUALDAD ENTRE EL ALUMNADO

Existen factores como la cantidad de tiempo, los recursos económicos disponibles o la cualificación del conocimiento académico de los padres y madres que influyen directamente en la realización de los deberes. Se conforma así un “currículum oculto” para los alumnos y las alumnas que nada tiene ver con su capacidad o su interés y que provoca, de manera objetiva, la desigualdad entre el alumnado.

Aquellas familias que no disponen de tiempo, no tienen la formación necesaria o no poseen la capacidad de transmitir dichos conocimientos, se ven ante la tesitura de tener que elegir entre que sus hijos e hijas se enfrenten en solitario a esta barrera educativa o costear clases particulares o academias, para intentar evitar las sanciones que producen en el seno de las instituciones escolares si los deberes no son realizados correctamente. Estas sanciones, como son por ejemplo la bajada de notas o los castigos sin recreo, hacen que el propio sistema educativo genere desigualdades.

LOS DEBERES VULNERAN LOS DERECHOS DEL NIÑO

El aprendizaje integral conlleva el respeto al tiempo libre del niño o de la niña. En este sentido, atendiendo a una visión de la educación centrada en el desarrollo de las personas, el artículo 31 de los Derechos del Niño establece que “los Estados Partes reconocen el derecho del niño al descanso y el esparcimiento, al juego y a las actividades recreativas propias de su edad (…) en condiciones de igualdad”.

http://www.educacionsindeberes.org/