A más jornada continua, peor rendimiento y más repetición


 

Un estudio de la UV constata la relación entre el horario y los resultados en PISA

La jornada continua pone en duda la viabilidad del comedor escolar

  • NOA DE LA TORRE

12/03/2017 01:16

El debate sobre la conveniencia o no de la jornada continua está lejos de disiparse en la Comunidad Valenciana, donde la Conselleria de Educación ha dejado la puerta abierta a que cualquier colegio pueda compactar el horario ante la ausencia de evidencias claras de su impacto en el rendimiento académico. Esta es la (no) conclusión a la que llegaba el último informe realizado por la Administración educativa valenciana, si bien un estudio del departamento de Sociología y Antropología Social de la Universitat de València, con fecha de febrero de 2017, apunta en el sentido contrario: que «indicios razonables apuntan a una posible relación entre tipo de jornada continua y empeoramiento del rendimiento académico».

El reciente trabajo, que lo firman los autores Daniel Gabaldón y Sandra Obiol -por un encargo de la Confederación de asociaciones de madres y padres de alumnos Gonzalo Anaya y con el título de Guía sobre tiempos escolares- lamenta de entrada la falta de estudios oficiales sobre el impacto de la jornada continua. Pero, basándose en la revisión de la literatura científica sobre tiempos escolares y el análisis comparado de informes de organismos internaciones y administraciones públicas, concluye lo siguiente: «La jornada escolar continua lleva extendiéndose de manera muy irregular por el territorio español desde hace un cuarto de siglo, especialmente en centros de titularidad pública. Una mayor tasa de adopción de este tipo de jornada se vincula con regiones en las que hay un peor resultado académico y mayor repetición de curso».

Para empezar, «la motivación de este cambio en la organización de la jornada lectiva es de tipo laboral, lo que explica su relativo éxito en el conjunto de la escuela pública y su escasa presencia en la privada y concertada». A partir de ahí, el estudio se basa en los resultados por comunidades autónomas en las pruebas PISA, donde se observa que «en todas las áreas y en todas las comunidades autónomas la enseñanza pública puntúa en PISA-2012 por detrás de la enseñanza concertada». Y «esto es más evidente tanto en aquellas CCAA en las que la implantación de la jornada continua tiene mayor alcance (Balears, Extremadura o Murcia) como en aquellas en las que existe menos cuota de enseñanza pública (País Vasco, Madrid, Navarra y Catalunya)».

Los autores dejan claro que no puede descartarse la «influencia de otras variables», pero establecen una relación entre las comunidades con mayor implantación de la jornada continua y los peores resultados en PISA en términos relativos de la escuela pública -que es la que mayoritariamente ha dejado atrás el horario partido- frente a la concertada. Es decir, cuando los resultados en PISA son peores en la escuela pública, mayor es la implantación de la jornada continua.

A esto se suma la «correlación positiva muy elevada» entre «tener una mayor implantación de la jornada continua en la enseñanza pública y contar con un mayor número de repetidores». De nuevo, puede decirse «a priori» que, «o bien aquellas CCAA que tienen mayor implantación de la jornada continua generan más repetidores;o bien que aquellas CCAA con más repetidores implantan en mayor medida la jornada continua».

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s