FAMPA-Valencia lamenta la sentencia del TSJ que anula la reducción de ratio

La federación mayoritaria de AMPA afirma que con la decisión no se está pensando en la calidad educativa y en la atención al alumnado si no al hacer de la educación un negocio.

FAMPA-Valencia ha mostrado esta semana su malestar respecto a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) de anular la orden que fijaba en 23 el número máximo de alumnado por aula en lugar de 25 en 30 localidades para el curso 2017-2018.
“Son mucho años trabajando y reivindicando la reducción de la ratio y reclamando mayor calidad educativa y atención para nuestros hijos e hijas, no podemos compartir la sentencia del Tribunal porque demuestra que estamos en una sociedad donde la educación es objeto mercantil”, subraya el presidente de FAMPA-Valencia, Màrius Fullana.
La federación lamenta que hoy por hoy cuando todos los padres y madres tienen que estar preocupados por la calidad educativa, que también se consigue reduciendo ratios, los centros católicos quieran anular una norma sólo por los intereses económicos.
“Esa anulación perjudica el alumnado de la escuela pública, cuando menos alumnado por aula más atención educativa, por lo tanto no es muy recibida por nuestra federación”, explica Fullana.
FAMPA-Valencia siempre ha manifestado que la planificación educativa tiene que perseguir una distribución equilibrada del alumnado, por eso, tanto a la escuela pública como la concertada, la ratio tiene que ser la misma, “no queremos agravios comparativos”.
Aun así lamenta que la sentencia supongo un retroceso en la búsqueda de la calidad educativa, “es el momento de revertir la situación y convertir la escuela pública en eje vertebrador de la enseñanza porque ella es la única que garantiza la igualdad de oportunidades y para de esto, por el que se ve, hay que cambiar las leyes. Nosotros apostamos por un modelo totalmente público, sin concertación. Un golpe más se demuestra el porque de nuestra reivindicación. La escuela pública es la única que garantiza una enseñanza de calidad en igualdad.”, concluye Fullana.

http://www.fampa-valencia.org/es/fampa-valencia-lamenta-sentencia-tsj-que-anul%E2%80%A2la-reduccio-ratio/

La Gonzalo Anaya reclama que los recursos de la administración “se destinen a la enseñanza pública y no a la concertada”

La Confederación de asociaciones de madres y padres de alumnos (Ampa) Gonzalo Anaya ha reclamado que los recursos de la administración “se destinen a la enseñanza pública y no a la concertada”

La asamblea del colectivo se ha reunido este fin de semana para ratificar a su nuevo presidente, Txomin Angós, de la FAMPA Enric Valor de Alicante, y para establecer las líneas a seguir el próximo curso, después de un curso en el que la confederación ha dado “un paso hacia adelante en inclusión, en movilizaciones contra la LOMCE, para la reversión de los recortes y en la reivindicación de ayudas para las familias”.

La principal reivindicación puesta sobre la mesa, según han informado los responsables de la entidad, se refiere a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) de “blindar” la enseñanza concertada acogiéndose a la norma estatal que regula el funcionamiento de los conciertos al devolver el concierto a aulas de ocho centros que la Conselleria de Educación no había renovado.

Desde la Confederación de AMPA, mayoritaria de la escuela pública, el mensaje es muy claro: “Los recursos públicos deben destinarse a los servicios públicos prioritariamente, esa es la manera que entendemos lógica, de gestionar los servicios públicos”, aseveran.

Por otra parte, de cara al próximo curso académico, las familias de la pública establecen como puntos prioritarios para defender de cara a las administraciones el mejorar las infraestructuras de los centros educativos.

“NO QUEREMOS BARRACONES”

“No queremos barracones para nuestros hijos e hijas, nos queremos que aprendan encajonados en aulas en las que hace frío en invierno y calor en verano y en las que el agua entra cuando llueve. Entendemos que gestionar es priorizar, por eso queremos que las prioridades se centren en lo importante, en dotar a los centros de instalaciones dignas para los estudiantes, que sean aptas para su aprendizaje. No queremos barracones y no queremos amianto en ningún centro público. La Unión Europea ofrece recursos para su eliminación definitiva, no entendemos cómo la Administración no se fija como prioridad eliminar el amianto aun sabiendo que es un peligro para la salud”, explican a través de un comunicado.

Otro de los puntos que más se debatieron fue el fomento de la participación de las familias en la educación. La representación de las familias en el Consejo Escolar de Centro, sostienen, “debe ser paritaria, si no conseguimos incrementar esa participación no podremos nunca hacer oír la voz de las familias en la comunidad educativa”. “Este es uno de los retos del próximo curso, continuar con más fuerza nuestra lucha por tener más representatividad y ser más partícipes en los órganos competentes en temas de educación. Más voz y voto se pide también en los Consejos Escolares Municipales para que estos órganos recojan la opinión de todos los colectivos que lo forman”, agregan.

También se habló en la necesidad de “estar alerta y generar quejas referentes a la rotación del profesorado en algunos centros educativos, situación que no permite que los proyectos educativos se lleven a cabo en muchos casos, como por ejemplo las comunidades de aprendizaje“. La Gonzalo Anaya ha expresado además su “apoyo a los educadores porque el trabajo que realizan en cada uno de los ámbitos es básico para mejorar la calidad de la enseñanza igualitaria y de inclusión que queremos”. “Queremos una escuela pública inclusiva y estaremos al lado de las familias en lo que necesiten porque solo así conseguiremos una enseñanza democrática”, han recalcado.

BAJADA DE RATIOS

Finalmente, sobre la calidad de la escuela pública, otro pretenden focalizar las acciones en la bajada de ratios, ya que “que haya menos niños en el aula significa aumentar la calidad de la enseñanza”.

“Todas estas mejoras que defendemos para la escuela pública necesita recursos que queremos que se reviertan, por parte de la administración en un servicio público de educación de calidad, como prioridad en detrimento de la educación concertada”, concluyen.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3352260/0/gonzalo-anaya-reclama-que-recursos-administracion-se-destinen-ensenanza-publica-no-concertada/#xtor=AD-15&xts=467263

Los profesores exigen a Marzà menos niños por aula en Infantil

UGT y CC OO reclaman 5, 10 y 15 alumnos de 0 a 3 años de edad frente a la ratio actual de 8, 13 y 20 pequeños por clase

Victoria Bueno 17.04.2018 | 05:11

Los representantes del profesorado en los sindicatos de UGT y CC OO coinciden en exigir a la conselleria que dirige Vicent Marzà una significativa reducción del número de niños por aula entre las clases de Infantil para los niños más pequeños de 0 a 3 años de edad.
 

La actual ratio que fija 8 niños de 0 a 1 año, 13 niños de 1 a 2 años y 20 niños de 2 a 3 años en las aulas del primer ciclo de Infantil, quieren los docentes que se reduzca sensiblemente a 5, 10 y 15 alumnos por aula respectivamente.

La delegada de CC OO en l’Alacantí, Mada Macià, recuerda que hace quince años un mismo educador atendía a 14 niños de dos años en la misma aula, por lo que la actual conselleria está dando pasos atrás en la calidad de la enseñanza porque «exponen que en las escuelas infantiles se podrán matricular ahora hasta 20 niños por aula para un solo educador».

Por eso, de entrada, este sindicato lo que reclama es la vuelta a las ratios de 2003, mientras que desde UGT añaden que los cambios introducidos en la normativa la «constriñen y limitan», por lo que demandan «un tutor por cada grupo de alumnos, con refuerzos y apoyos necesarios» que explicitan en al menos dos educadores más por cada escuela. «Tampoco cuentan legalmente las Escuelas Infantiles de la Generalitat con reducciones de ratio por alumnado que presenta necesidades educativas específicas, ni tampoco reciben personal de apoyo adicionales en tales situaciones», critican los delegados de UGT, que exigen «una orden que contemple las necesidades reales de esta etapa educativa y mejore la actual».

http://www.diarioinformacion.com/alicante/2018/04/17/profesores-exigen-marza-ninos-aula/2010028.html

FAPA-València exigeix a la Conselleria que baixe la ràtio a les aules

La federació de pares i mares de l’escola pública insta a que l’oferta a l’escola pública no contemple aules saturades

La presidenta de FAPA-València, Eva Grimaltos, ha fet una crida a la Conselleria d’Educació perquè en el procés de matriculació d’alumnat l’oferta pública compte amb aules equilibrades en nombre d’alumnes i que la ràtio no supere els 25 alumnes per aula en infantil i primària “Eixa és l’oferta pública que volem, la que elimine aules saturades que han justificat la retallada d’unitats i llocs de treball i que han mermat la qualitat de l’ensenyament dels nostres fills i filles”, denuncia Grimaltos. A més la federació d’AMPA demana es garantisca el dret de l’alumnat a estudiar en valencià ja que l’oferta és insuficient.
Així mateix des de FAPA-València demanen l’eliminació de la zona única que provoca rànquing de centres, guetos i desviament d’alumnat a la concertada en ple procés de matrícula. En este sentit la federació exigeix la vertadera llibertat d’elecció de centres que és aquella que consisteix en que l’oferta de l’escola pública siga real tant a l’alumnat que vol estudiar en valencià com en castellà sense tenir que desplaçar-se a un altre centre lluny del seu entorn.
“És hora de recuperar el prestigi de l’escola pública i apostar per ella i eliminar totes les mesures adoptades per la Conselleria amb la finalitat de desmantellar-la durant estos anys i potenciar l’escola concertada-privada”, conclou Eva Grimaltos.